Saltar al contenido

¿Cómo y dónde se cultiva la chufa?

abril 4, 2019
chufas cyperus esculentus

En Horchatas.net, vamos a conocer todos los secretos del cultivo de la chufa.

Fases del cultivo de la chufa

Fases de cultivo de la chufa
Fases de cultivo de la chufa

1.- Plantación. ¿Qué condiciones climáticas y edáficas son necesarias para el cultivo de la chufa?

Es necesario un clima suave, elevada humedad y temperaturas de entre 18 a 24ºC. En lo que se refiere a los suelos, han de ser sueltos, fértiles y que no tengan piedras ya que esto facilita la recolección de la chufa. La chufa es un cultivo esquilmante que absorbe gran parte de los nutrientes del suelo. Por ello, es imprescindible aplicar la rotación de cultivos para que el suelo pueda recuperarse. La plantación de chufa suele darse entre los meses de abril y mayo.

2.- Recolección.

¿Cuándo recolectar la chufa? Normalmente entre noviembre y diciembre es el periodo de su recolección. Una vez la chufa está seca, se quema de manera controlada y una cosechadora pasa a recogerla.

3.- Lavado.

Se limpia la tierra y las raíces que se han quedado alrededor del tubérculo. Aquí también se eliminan las chufas que están dañadas. Posteriormente los tubérculos se mojan y se lavan.

4.- Secado.

Una vez lavada la chufa se lleva al secadero. Para que el secado se produzca correctamente se suelen remover los tubérculos. Tras esto proceso solo queda eliminar alguna impureza que haya podido quedar.

¿Dónde se cultiva la chufa?

En España, prácticamente toda la superficie destinada al cultivo de chufa se encuentra en la comarca de L’Horta Nord, provincia de Valencia. De acuerdo con los datos proporcionados por el Consejo Regulador D.O. Chufa de Valencia, en 2018 se dedicaron 6.556 hanegadas al cultivo de la chufa. Un 10,82% más que en 2017. En esta superficie se produce aproximadamente unas 5.300 toneladas de chufa al año. Se ha intentado cultivar este tubérculo en otras partes de España como Tarragona, Huesca o Cádiz pero no ha dado buenos resultados. Ello se debe a las condiciones climáticas y edáficas concretas que necesita.